|

10 formas de prevenir un accidente de tráfico

Sucede rápidamente. Las luces de freno de delante brillan, usted pisa a fondo, los frenos chirrían y su cuerpo se ve sacudido hacia delante cuando su coche choca con el vehículo de delante.

Tener un accidente de coche puede acarrear lesiones, problemas económicos e incluso un desorden emocional. ¿Hay algo que podría haber hecho para evitar que esto suceda? Si bien esto no siempre es el caso, muchas veces los accidentes automovilísticos se pueden prevenir.

En Tráfico Ayuda accidentes de tráfico nos gustaría ayudarle a entender algunas de las principales causas de los accidentes de coche y cómo puede prevenirlos. Mientras que algunas de estas causas de accidentes de coche puede parecer obvio, son recordatorios de lo que debe prestar atención a lo que puede ser más consciente de su entorno.

Esperamos que nuestras 10 principales causas de accidentes de coche puedan ser su guía hacia una vida de prevención de accidentes de coche.

1. Conducción distraída

La causa número uno de los accidentes de coche no es la conducción bajo los efectos del alcohol, el exceso de velocidad o saltarse un semáforo en rojo. Es la conducción distraída. La conducción distraída incluye cualquier cosa que desvíe su atención de la carretera. Con toda la tecnología que tenemos en nuestros teléfonos móviles, enviando mensajes de texto, cambiando de canción, y hablando por teléfono, estamos constantemente distraídos.

Algunas otras distracciones incluyen comer comida, ayudar a los niños en el asiento trasero y recoger objetos que se han caído al suelo.

2. Exceso de velocidad

Las señales de límite de velocidad están colocadas por una razón. Sirven para informarle de la velocidad más segura para viajar en esa carretera en particular. Esto puede deberse a un mayor tráfico, a curvas cerradas, a una carretera irregular y a muchos otros factores. Cuanto más rápido conduzcas, más lento será tu tiempo de reacción si necesitas evitar un accidente de tráfico y más tiempo tardarás en detener tu coche.

3. Conducción en estado de embriaguez

Es de conocimiento común que cuando se bebe se pierde la capacidad de concentrarse y funcionar adecuadamente. Esto es EXTREMADAMENTE peligroso cuando se maneja un vehículo. A pesar de que los conductores ebrios pueden ser prevenidos, continúan causando choques todos los días. Si sales y planeas beber, utiliza siempre un conductor designado o un servicio de transporte.

4. Conducción temeraria

Si no conduces con cuidado puedes acabar teniendo un accidente de tráfico innecesario. Eso es lo que suele ocurrir con los conductores imprudentes que van a gran velocidad, cambian de carril con demasiada rapidez, se olvidan de utilizar los intermitentes traseros o van por detrás. Los conductores imprudentes suelen ser impacientes en el tráfico, así que asegúrate de tener más cuidado cuando estés cerca de conductores agresivos.

5. Lluvia

Las condiciones meteorológicas pueden ser un factor importante en los accidentes de tráfico. La lluvia es una de las causas más comunes sin importar donde vivas y es importante prestar atención extra y ser precavido. La lluvia crea superficies resbaladizas y peligrosas para los coches, camiones y motocicletas y a menudo hace que los automóviles giren sin control o patinen al frenar. Para evitar un accidente de coche, conduzca con especial cuidado cuando llueva.

6. Conducir bajo los efectos de las drogas

El alcohol no es la única sustancia que puede provocar alteraciones en las decisiones y el control. Las drogas, tanto legales como ilegales, pueden afectar a su capacidad para funcionar plenamente como conductor. Si tu mente no está clara y no tienes un control total sobre tu cuerpo, ponerte al volante puede provocar graves accidentes de tráfico.

7. Saltarse los semáforos en rojo y las señales de stop

Tanto si se trata de una señal de stop como de un semáforo en rojo, el rojo significa parar. Los conductores que se saltan los semáforos en rojo y las señales de stop, corren el riesgo de causar una muerte por negligencia, ya que a menudo provocan colisiones laterales y vuelcos a altas velocidades. Para evitar un accidente de coche, deténgase siempre por completo y mire a ambos lados para ver si vienen coches en dirección contraria.

8. Adolescentes/conductores noveles

Los nuevos conductores no siempre son cuidadosos. Los movimientos que se han convertido en una segunda naturaleza para los conductores experimentados todavía se están aprendiendo, como comprobar los puntos ciegos, utilizar los intermitentes y seguir las reglas de la carretera. Cuando los conductores adolescentes salen a la carretera no siempre saben qué hacer y esa falta de experiencia puede acabar provocando accidentes de tráfico.

9. Conducción nocturna

Conducir durante el día puede ser peligroso, pero conducir de noche puede duplicar las posibilidades de sufrir un accidente. Cuando no puedes ver lo que hay delante, no sabes qué anticipar mientras conduces hacia él. A medida que el sol se pone, tu conciencia de la carretera y de los coches que te rodean debe aumentar.

10. Cambios de carril inseguros

Siempre llegará un momento en el que tengas que cambiar de carril. Cuando los conductores no hacen cambios de carril seguros, a menudo se produce un accidente de coche. Para evitar un accidente, utilice las señales de giro a la izquierda y a la derecha y compruebe siempre sus puntos ciegos antes de pasar al carril izquierdo o al derecho.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.